Cómo hacer churros y que salgan perfectos

churros

La entrada de hoy va dedicada a los churros. Pues bien, los churros se hacen a partir de una masa muy (quizás demasiado) fácil. Pero como todo, hay que saber que es una masa que necesita cuidado, igual que la del pan o la de cualquier otro producto. Hoy voy a poner errores comunes de por qué salen mal los churros si la receta común nos dice ¨taza de harina+taza de agua+pizca de sal¨ pero… por qué salen feos cuando únicamente sigo la receta? Esto es debido a que la masa de churro es muy susceptible al aceite, si esta no se hace con cuidado. Bien, después de hacer churros muchísimos días para desayunar y merendar di con la clave para que salgan perfectos.

1.Lo primero que hay que tener en cuenta es la receta. Mi receta favorita es 1 tazón de agua, 1 tazón de harina (la normal, de trigo) y una pizca de sal (al gusto de cada uno).

Que se hable de un tazón de harina + 1 tazón de agua no significa que sean los mismos gramos de harina que de agua. Primer gran error que se puede tener.

2. El agua tiene que llegar a ebullición si o si. Lo que hacemos con esto es subir la temperatura del agua para cocer la harina que posteriormente amasaremos. En el momento que el agua rompe a hervir, lo echamos de un solo golpe a la harina. Y no al revés.

3. Lo perfecto sería tener una amasadora, ya que nos facilita la tarea y más que la tarea, hace que no nos quememos con la masa al amasarla. Recordad que es una masa muy caliente, algo menos de 100ºC. Este es unos de los errores más comunes, un amasado pobre hace que los churros cambien de forma, que no tengan las estrías perfectas y hasta que nos exploten en el aceite. MUCHO CUIDADO CON ESTO.

4. Una vez bien amasado, sin que quede ningún grumo de harina, nos engrasamos las manos con aceite de oliva (IMPORTANTÍSIMO) ya que lo que conseguimos es introducir muy poca cantidad de aceite en la masa pero hace que esta se vuelva lisa y suave. Que es el punto que queremos para nuestra masa.

5. El aceite. El aceite debe estar caliente, pero no al máximo (yo en la vitro lo dejo al 5. o 6). Conviene calentarlo bien, probar con un trozo de masa y ver cuanto tarda en hacerse, entre 2 y 3 minutos sería lo bueno. Así ni se nos empapa de aceite ni se nos queda crudo por dentro.

6. Escurrirlos bien, preferiblemente en rejilla aunque si no tenemos podemos dejarlos sobre papel absorbente.

7. Y para mi el ultimo error y no menos importante es no compartirlos ☺☻. Salen muy ricos, al menos a mi es como verdaderamente me gustan.

Si tenéis algún error común que queráis compartir, ya sabéis. Podéis enviar fotos de cómo os han salido vuestros churros y entre todos haremos que esta masa no se nos vuelva a resistir nunca más.

Y ahora, os dejo una galería de fotos con los fallos que tuve y en la que hubo días que desesperaba. No sabía en que podía fallar pero no salían como realmente me gustaba, aún con todas esas, el sabor, fascinante.

Error en el amasado. La masa no está lo suficientemente bien amasada, se puede apreciar en la fotografía que quedaban grumitos de harina. Por suerte no explotaron aunque la forma tampoco es la correcta. La churrera que ultilicé tenía la estrella muy abierta y apenas dejaba las estrías que caracterizan al buen churro.

Estos fueron un súper cristo. Estaban vivos. Vale que los hice a prisas y las prisas en la cocina ya sabéis que son horribles. Fallo en el amasado, quedó una cantidad de agua dentro y de humedad que debía ser una locura. Este día saltaron de la sartén y dejaron la cocina preciosa. Tooodo lleno de aceite… los churros volaban y salían disparados de un topetazo que parecía que estábamos en fiestas. Tengo la fea costumbre de levantarme temprano cuando todavía duermen en mi casa y chocar con todo lo que encuentro de frente. Este día se me avisó, no hagas ruido que los niños tienen que descansar. Yaya, respondí. Poniendo cara de ¨pero que me diceee?? Como si hiciese tanto ruido..¨ Y ahí estaba yo, ante la sartén con la espumadera en mano a una distancia de 3 metros pensando…no se puede hablar…no se puede, todo cae en la boca.

Estos los hice con una manga pastelera. Me costó horrores hacer fuerza para que saliese la  masa pero al final salió. La boquilla era mucho mejor que la de la churrera por lo que quedaron más bonitos pero aún así faltaba amasado (eso después de hacer tandas y tandas de churros para desayunar lo acabé notando). Algunos quedaban sin miga por dentro. Cosa de brujas…☺☻ y los tres primeros explotaron una vez puestos en el plato (en la vida me había pasado eso) quedaron preciosos colgados de la campana extractora.

Y los churros perfectos, que el único fallo que tuvieron fue la cantidad de aceite en la sartén. Si los vais a hacer que sea con abundante, que los churros floten en él, de lo contrario la forma se fastidiará y no quedarán perfectos de todo. Yo tuve un impulso por ahorrar aceite de oliva y no me pasa una segunda vez.

Espero haber sido de ayuda ya que a mucha gente le pasan estos errores a menudo y acaba por dejar de hacerlos.

 

Anuncios

Un comentario en “Cómo hacer churros y que salgan perfectos

  1. Me lo pasé muy bien esta mañana al despertarme, leyendo ese gran artículo sobre la receta de”LOS CHURROS VOLADORES” que no tienen nada que envidiar a los misiles de Kim Jong-un. La verdad es que es cierto, esa masa tan caprichosa, que tantos problemas me daba cuando mi mujer me decía; ¿Que tal si hacemos unos churros?
    Ahora gracias a tus recetas, con ese toque de humor maravilloso, ya afino un poco mas, muchas gracias por todo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s