Masa Madre

IMG-20150328-WA0001 IMG_20150326_084444

Es algo tarde ya, ando con sueño pero no quería acostarme sin subir la receta de cómo hacer masa madre.

Llevo varios meses haciendo varios tipos de panes y después de varios experimentos me lancé a probar el pan hecho con masa madre natural. La masa madre no es más que un prefermento natural que se le añade al pan y que le da un olor y sabor muy característico. Es complicado explicar ese olor, es una mezcla entre ácido y olor a vida, olor a pan de aldea.

Fue empezar a hacerlos con masa madre y ahora me es imposible no hacerlo así. Así que os dejo una receta de masa madre de un blog muy bueno llamado El Invitado De Invierno, donde nos explica su procedimiento y nos ayuda a que todo salga conforme lo planeado.

Para la masa madre he de decir antes de nada, que hay que tener paciencia, esto no se hace de un día para otro, pero una vez hecho, se conserva ( de forma adecuada) de por vida, para todos los panes que queramos hacer.

Empezamos…

Día 1:

  • 50 g de harina de trigo o centeno integral
  • 50 g de agua del grifo a temperatura ambiente
  • 1 chorritín de zumo de limón (o vinagre, o 1 cucharadita de yogur natural desnatado sin edulcorar)
  • 1 cucharadita colmada de pasas

Mezclar en un tarro de cristal, poner la tapa siempre sin ajustar (debe poder escapar el anhidrido carbónico que se produce) y dejar reposar en la encimera, a temperatura ambiente, 24 horas. Si tenéis suerte, al cabo de este periodo podréis ver alguna burbuja.

 IMG_20150321_092308IMG_20150321_092450IMG_20150321_092500IMG_20150321_092732
Día 2:
  • 50 g de harina de trigo o centeno integral
  • 50 g de agua del grifo a temperatura ambiente

Mezclar bien y dejar otras 24 horas a su aire. Al cabo de este tiempo deberían verse más burbujillas. Observaréis que tiende a decantarse el líquido en la superficie, con un color poco apetecible. No pasa nada, es normal.

IMG_20150322_083740

Día 3:

  • 100 g de harina de trigo o centeno integral
  • 100 g de agua del grifo a temperatura ambiente

Tirar la mitad de la mezcla del día anterior y añadir los ingredientes del día 3. Mezclar bien y dejar otras 24 horas a su aire. Podéis hacer una marca en el tarro con un rotulador del nivel al que llega la masa para comprobar su crecimiento. Si tenéis suerte y buena temperatura ambiente, posiblemente al cabo de este día veáis actividad. La mezcla puede haberse esponjado algo.

 IMG_20150323_093409
Día 4:
  • 100 g de harina de trigo o centeno integral
  • 100 g de agua del grifo a temperatura ambiente

Tirar la mezcla del día anterior hasta dejar solamente 100 g y añadir los ingredientes del día 4. Volver a hacer la marca con el rotulador y dejar otras 24 horas a su aire. Transcurrido ese tiempo, esto ya debería estar funcionando. El olor habrá cambiado. En este punto podéis pescar las pasas con paciencia, ya no son necesarias.

 IMG_20150324_084543
Día 5:
  • 100 g de harina de trigo o centeno
  • 100 g de agua del grifo a temperatura ambiente

Tirar la mezcla del día anterior hasta dejar solamente 100 g y añadir los ingredientes del día 5. Volver a hacer la marca con el rotulador y dejar a su aire hasta que más o menos fermente del todo, por lo menos doblará de volumen, y puede que esto ocurra antes de pasar 24 horas. Una vez que la masa ha empezado a levantar ya no es necesario que la harina añadida sea integral, podéis añadirla blanca para acabar teniendo una masa madre blanca, que os permitirá preparar panes tanto blancos como integrales.

IMG_20150326_084444 IMG-20150328-WA0001

Como veis requiere tiempo físico, pero realmente serán cinco minutos que os quiten al día y, cuando os deis cuenta ya habrán pasado los 5 días de fermentación. Es algo que todo el mundo, debería probar a hacer una vez en la vida.(Al menos) 🙂

La masa madre si no se utiliza se debe guardar en la nevera, así aguanta una semana entera, al cabo de este tiempo se realizara de nuevo otro recambio. Quitamos la mitad de la masa y añadimos mitad de harina y mitad de agua de nuevo, hasta que llegue al mismo punto en el que lo habíamos dejado.

Esto también se podría meter al congelador. Ahí aguantaría mucho más tiempo sin tener que refrescarla en absoluto.

Espero que os animéis y me contéis cómo os ha ido con el prefermento más especial que existe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s