Muffins al toque de crocanti de chocolate

IMG_20150503_200517

Después de todo el estudio intensivo me toca relajarme un poco. Dormir…sobre todo eso y disfrutar de la cocina como dios manda que también lo echaba de menos.

Hoy os traigo unos muffins de chocolate con crocanti de bizcocho. Suena un poco raro quizás, pero me gusta hacer mezclas extrañas. A veces no suelen resultar… pero esto ha sido todo un acierto. Queda el muffin muy esponjoso y crujiente a la vez.

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • 1/2 vaso de azúcar
  • 1/4 vaso de leche
  • 60 gr mantequilla
  • 2/3 vasos harina
  • 1/4 sobre levadura química
  • 1 cdta. de bicarbonato sódico
  • 1 pizca de sal
  • 2 cdas. colacao/nesquik
  • 6 cdas bizcocho disecado (yo he hecho una lámina de bizcocho genovés, pero podeis utilizar cualquier resto de bizcocho que tengáis en casa. Alguna magdalena que se os esté quedando algo resesa… lo que queráis.)

Preparación:

1. Hoy os voy a explicar como hice para crear el crocanti a partir de un bizcocho ya hecho (os subiré la receta del bizcocho genovés en otra ocasión que ando fatal de tiempo, mil perdones). Lo que vamos a hacer, es desmigar el bizcocho con las manos, (consejo: si lo queréis de chocolate y vuestro bizcocho es normal, una vez desmigado echarle una cucharada de colacao y mezcladlo todo hasta que se consiga unificar con las migas). Una vez hecho esto, lo repartimos sobre una bandeja de horno, y lo ponemos a disecar a temperatura de unos 180º durante 10 minutos o hasta que veamos que al tacto se han convertido como en piedrecitas.

2. Ahora empezamos con los muffins. Batimos el azúcar con el huevo hasta blanquear (esto es que nos quede una mezcla bastante blanca, hay que batir y batir)

IMG_20150503_190058

3. Añadimos la leche, la pizca de sal y la mantequilla derretida.

IMG_20150503_190914

4. Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato. Y mezclamos sin batir demasiado, a movimientos envolventes siempre.

IMG_20150503_190352

5. Añadimos el colacao y las virutas de bizcocho disecado.

IMG_20150503_192716

6. Metemos al horno precalentado a 200º – 15 minutos. Cada horno es un mundo, así que ir pinchándolas con un palillo cuando pasen unos 13 minutos ( antes no es recomendable abrir el horno).

7. Dejad reposar y listas para el desayuno!

IMG_20150503_195757 IMG_20150503_195811 IMG_20150503_195819IMG_20150503_200352 IMG_20150503_200704IMG_20150503_200406 IMG_20150503_200443 IMG_20150503_200510

Anuncios

Pan de Masa Madre

IMG_20150405_134720

-Mamá, mamá, este pan está blando…

-Pues hijo, dile que se calle! JAJAJAJAJ

-Qué le dice una barra de pan a otra?

– Te presento a una miga. JAJAJAJA

Llega un panecillo con una chaqueta de cuero y una Harley Davidson… y los demás le preguntan: -Por qué vienes así vestido?

-Porque soy un pan…dillero JAAJJAAJAJAJ

Siento estos chistes malos, pero tanto estrés me produce un efecto secundario y  me rio por todo. Hoy os dejo la receta de como hice un pan de masa madre (la receta de la masa madre la tenéis en el post anterior) realmente bueno.

Como ya expuse en la publicación anterior, sale un pan con un olor y sabor distinto q cuando lo hacemos simplemente con levadura comprada, nos aporta un montón de sensaciones y sabores muy difíciles de narrar, simplemente hay que probarlo porque queda un  pan como los que se compran de horno de leña.

Ojo, muy importante para la elaboración del pan, es la harina a utilizar. Yo por todo lo que he llegado a probar se nota mucho cuando un pan lo haces con una harina de fuerza o con una harina panificable.

En esta ocasión no tenia harina panificable y decidí mezclar a partes iguales una harina de fuerza con una normal para conseguir una media fuerza,

así que los ingredientes son:

  • Masa madre (Una vez hecha la masa madre, vamos a utilizar:)
    • 100 gr masa madre
    • 100 gr harina floja (la normal)
    • 100 gr agua
  • 250 gr harina floja
  • 250 gr harina fuerza
  • 300 gr agua fría
  • 12 gr sal
  • 1 cda. azúcar
  • 3 cdas. aceite oliva

Preparación:

Tenemos que preparar la masa madre según las indicaciones anteriores. Una vez tenida la masa madre lista, retiramos 100 gr para usarla para nuestro pan y la ponemos en un bol. Añadimos los 100 gr harina floja más los 100 de agua. Mezclamos y lo dejamos fermentar durante al menos 4 horas.

IMG_20150328_230334

IMG_20150328_231908

IMG_20150328_232117

Pasadas las horas, retiramos 200 gr de nuestra mezcla. Estos 200 serán los que utilicemos, los 100 restantes los volveremos a guardar en un bote en la nevera (Para el próximo pan que hagamos).

IMG_20150329_093708

IMG_20150329_094240

En el nuevo bol que pongamos estos 200 gr añadimos, las dos harinas, la sal, el aceite, y el azúcar. Mezclamos todo hasta unificar completamente y dejamos reposar una media hora.

IMG_20150329_094423

IMG_20150329_094552

IMG_20150329_100309

Amasamos por tandas, con esto me refiero a ir haciendo amasados de 10 minutos y reposos de 5 entre amasados. Es importante el tiempo de reposo para hacer un buen pan.

Si lo que queremos es hacer una bolla, damos forma de rosca y dejamos levar en un lugar cálido hasta que haya aumentado de volumen. En el caso de querer una hogaza, lo más cómodo para mi ha sido poner un trapo limpio dentro de un bol, y espolvorear harina en el trapo (por donde vamos a poner la masa) para que no se nos pegue.

IMG_20150329_103133

IMG_20150329_103420

IMG_20150329_103909

En el horno, debamos dejar la bandeja dentro, estos consejos son muy importantes ya que cambiar de forma considerable el resultado si no se hacen. Y encendemos a temperatura máxima. Cuando el horno ya este completamente precalentado, introducimos el pan directamente en la bandeja. Y con rapidez para que no se nos bajen las temperaturas, introducimos una bandeja con agua debajo de todo, para crear vapor durante la cocción.

IMG_20150329_125802

El tiempo de horneado, iremos bajándolo poco a poco, una bajada de 10ºC cada 10-15 minutos y así poco a poco hasta llegar a 200ºC.

IMG_20150329_141042

IMG_20150405_134712

Cuando el pan esté hecho, debe sonar hueco por la parte de abajo. Dejamos reposar.

IMG_20150329_142403

IMG_20150331_091645

IMG_20150331_092142

IMG_20150405_135123

Masa Madre

IMG-20150328-WA0001 IMG_20150326_084444

Es algo tarde ya, ando con sueño pero no quería acostarme sin subir la receta de cómo hacer masa madre.

Llevo varios meses haciendo varios tipos de panes y después de varios experimentos me lancé a probar el pan hecho con masa madre natural. La masa madre no es más que un prefermento natural que se le añade al pan y que le da un olor y sabor muy característico. Es complicado explicar ese olor, es una mezcla entre ácido y olor a vida, olor a pan de aldea.

Fue empezar a hacerlos con masa madre y ahora me es imposible no hacerlo así. Así que os dejo una receta de masa madre de un blog muy bueno llamado El Invitado De Invierno, donde nos explica su procedimiento y nos ayuda a que todo salga conforme lo planeado.

Para la masa madre he de decir antes de nada, que hay que tener paciencia, esto no se hace de un día para otro, pero una vez hecho, se conserva ( de forma adecuada) de por vida, para todos los panes que queramos hacer.

Empezamos…

Día 1:

  • 50 g de harina de trigo o centeno integral
  • 50 g de agua del grifo a temperatura ambiente
  • 1 chorritín de zumo de limón (o vinagre, o 1 cucharadita de yogur natural desnatado sin edulcorar)
  • 1 cucharadita colmada de pasas

Mezclar en un tarro de cristal, poner la tapa siempre sin ajustar (debe poder escapar el anhidrido carbónico que se produce) y dejar reposar en la encimera, a temperatura ambiente, 24 horas. Si tenéis suerte, al cabo de este periodo podréis ver alguna burbuja.

 IMG_20150321_092308IMG_20150321_092450IMG_20150321_092500IMG_20150321_092732
Día 2:
  • 50 g de harina de trigo o centeno integral
  • 50 g de agua del grifo a temperatura ambiente

Mezclar bien y dejar otras 24 horas a su aire. Al cabo de este tiempo deberían verse más burbujillas. Observaréis que tiende a decantarse el líquido en la superficie, con un color poco apetecible. No pasa nada, es normal.

IMG_20150322_083740

Día 3:

  • 100 g de harina de trigo o centeno integral
  • 100 g de agua del grifo a temperatura ambiente

Tirar la mitad de la mezcla del día anterior y añadir los ingredientes del día 3. Mezclar bien y dejar otras 24 horas a su aire. Podéis hacer una marca en el tarro con un rotulador del nivel al que llega la masa para comprobar su crecimiento. Si tenéis suerte y buena temperatura ambiente, posiblemente al cabo de este día veáis actividad. La mezcla puede haberse esponjado algo.

 IMG_20150323_093409
Día 4:
  • 100 g de harina de trigo o centeno integral
  • 100 g de agua del grifo a temperatura ambiente

Tirar la mezcla del día anterior hasta dejar solamente 100 g y añadir los ingredientes del día 4. Volver a hacer la marca con el rotulador y dejar otras 24 horas a su aire. Transcurrido ese tiempo, esto ya debería estar funcionando. El olor habrá cambiado. En este punto podéis pescar las pasas con paciencia, ya no son necesarias.

 IMG_20150324_084543
Día 5:
  • 100 g de harina de trigo o centeno
  • 100 g de agua del grifo a temperatura ambiente

Tirar la mezcla del día anterior hasta dejar solamente 100 g y añadir los ingredientes del día 5. Volver a hacer la marca con el rotulador y dejar a su aire hasta que más o menos fermente del todo, por lo menos doblará de volumen, y puede que esto ocurra antes de pasar 24 horas. Una vez que la masa ha empezado a levantar ya no es necesario que la harina añadida sea integral, podéis añadirla blanca para acabar teniendo una masa madre blanca, que os permitirá preparar panes tanto blancos como integrales.

IMG_20150326_084444 IMG-20150328-WA0001

Como veis requiere tiempo físico, pero realmente serán cinco minutos que os quiten al día y, cuando os deis cuenta ya habrán pasado los 5 días de fermentación. Es algo que todo el mundo, debería probar a hacer una vez en la vida.(Al menos) 🙂

La masa madre si no se utiliza se debe guardar en la nevera, así aguanta una semana entera, al cabo de este tiempo se realizara de nuevo otro recambio. Quitamos la mitad de la masa y añadimos mitad de harina y mitad de agua de nuevo, hasta que llegue al mismo punto en el que lo habíamos dejado.

Esto también se podría meter al congelador. Ahí aguantaría mucho más tiempo sin tener que refrescarla en absoluto.

Espero que os animéis y me contéis cómo os ha ido con el prefermento más especial que existe.

Trenza de Mantequilla

IMG_20150314_144439

Estos días están siendo algo duros, empieza la recta final para los exÁmenes y yo sólo veo trabajos inacabados que me quitarán más tiempo… Aún con esas, no puedo negarle parte de mi tiempo a lo que más me gusta y, aprovechando el único momento que estoy en casa decidí preparar estas trenzas para desayunar.

El cansancio hace mella y no hay mejor recuperador que un rico desayuno. Yo le llamo Trenza de mantequilla, no se si por ahi se utilizarán otros nombres, pero así es como le llama mi tío Luis a las que prepara en la confitería. De alguien me tenía que venir la herencia de sangre pastelera!

Total, que aquí os dejo la receta de este postre, merienda, desayuno… para que podáis disfrutarlo tanto como yo.

Ingredientes:

  • 500 gr harina de trigo
  • 220 gr leche
  • 150 gr azúcar
  • 1 huevo (para pincelar)
  • 80 gr mantequilla
  • 7 gr sal
  • 15 gr levadura fresca

Preparación:

1. Templamos la leche y le añadimos la levadura.

2. En un bol, ponemos la harina, el azúcar y la sal.

3. Incorporamos la leche poco a poco hasta tener una masa consistente.

4. una vez tengamos la masa trabajada es momento de pifiarla, añadimos la mantequilla en pomada. Veréis como parece que todo el trabajo del amasado anterior no ha servido para nada porque se os volverá pegajosa. Vengaaa, que ya casi está! Amasamos durante unos minutos más y veremos como la masa empieza a absorber la mantequilla y a quedar de nuevo lisa y trabajada.

IMG_20150314_115756

5. Dejamos levar hasta que doble su volumen, en un bol tapada con un trapo.

6. Es hora de coger porciones del tamaño que vosotros queráis y dividáis en tres. Con cada tercio haremos bastoncillos (como cuando jugábamos con la plastilina para hacer churros).

IMG_20150314_124516

7. Iremos trenzando y dando forma a nuestros bollos. Dejamos reposar en un sitio lejos de corrientes, para que aumenten su volumen.

8. Pintamos con huevo batido (rebajado en agua una vez hayan crecido) y los metemos al horno precalentado a 180ºC durante unos 15 minutos, o hasta que los veáis dorados (depende mucho del tamaño de vuestras trenzas).

IMG_20150314_125358

IMG_20150314_140640

9. Las sacamos y las pintamos con azúcar rebajado en una poquita agua (así conseguiríamos el efecto del azúcar perlado).

IMG_20150314_144510IMG_20150314_144117IMG_20150314_144124IMG_20150314_144130IMG_20150314_144501IMG_20150314_144445

BON APPÉTIT!